Cuando Chipre fue un experimento social

Artículo publicado originalmente en The Objective el 16.03.2014

chipre_1“Nosotros decidimos algo, lo presentamos al público y esperamos poco a ver lo que pasa. Y si no hay sublevación, entonces seguimos, paso a paso, hasta que no haya marcha atrás.”
Jean Claude Juncker a Der Spiegel (1991)

Ayer se cumplió un año de aquel 16 de marzo de 2013, el día en que Chipre fue rescatado. Aquel fue también el día en el que los rescates en la Euro Zona dejaron de ser como los conocíamos hasta el momento: el Estado en cuestión pone dinero y rescata a sus bancos. Si el Estado no tiene dinero, el conjunto de países miembros de la Euro Zona le “ayudan” para que pueda rescatar a sus bancos. Bancos que a su vez tienen problemas porque, entre otras cosas, han estado financiando a los estados comprando su deuda y si un Estado tiene un problema (como tuvo Grecia), hace una quita de su deuda (como hizo Grecia) dejando un fantástico agujero en las cuentas de esos bancos (como el de los bancos chipriotas por culpa de Grecia).

Rescates que nos han convertido en súper héroes europeos. Genial ¿no? Pues no, porque aunque las declaraciones políticas se empeñaban en presentarnos los rescates como “casos excepcionales” y “aislados”, el círculo vicioso de la deuda soberana-sector financiero iba haciéndose cada vez más grande y ya tenemos en nuestro haber a Irlanda, Portugal, Grecia y “uno especial” en España. Somos súper héroes solidarios, sí, y tontos también.

En Chipre no se reconoció a tiempo el impacto en su sistema bancario de la quiebra griega porque se hubiera demostrado que la deuda soberana es un riesgo importante que puede convertirse en sistémico. Sin embargo, Chipre cayó en Marzo de 2013 y marcó el antes y el después. Ya no serían sólo los ciudadanos los que pagarían ese rescate junto a accionistas y bonistas, también lo harían los depositantes (es decir cualquier persona cliente del banco que tuviera su dinero en plazos fijos y cuentas a la vista). Se nos cayó el mito. Si tienes tu dinero en un banco que pueda tener problemas no estás a salvo. Como acreedor del banco, puedes sufrir una quita en tus depósitos porque no se olviden: cuando abren una cuenta y depositan su dinero en un banco le están concediendo a éste un préstamo y eso conlleva el riesgo de que no te lo devuelva.

El rescate de Chipre fue un shock pero también un aviso a navegantes. Como dijo Dijsselbloem, Presidente del Eurogrupo, “el acuerdo de Chipre se puede usar como modelo para otros rescates futuros, los depósitos superiores a 100.000€ no están garantizados”.

Ya lo saben, Chipre es muy pequeño pero ha sido un gran experimento social como ya anticipó Juncker en 1991. Crucen los dedos y, si son creyentes, recen para que los bancos y las autoridades hagan lo que tengan que hacer.

Cuando Gates no es como lo recuerdas

Artículo publicado originalmente en The Objective el 09.03.2014

billgates“Mi fortuna está destinada a ayudar a los pobres. Está temporalmente en mi cuenta bancaria, no la consumo”.
Bill Gates

Es oficial, Gates conquista en 2014 de nuevo el número uno de la lista Forbes como la fortuna más grande del mundo ($76.000 millones). No ocupaba esta posición desde hacía cuatro años pero le sobra experiencia, la ha ostentando quince veces durante las últimas dos décadas.

También a principios de este año nos anunciaban que Gates dejaba la presidencia de la compañía de la que fue co-fundador, aunque lo cierto es que desde el año 2008 ya no ejercía funciones ejecutivas en Microsoft. ¿Qué hace Gates entonces? Ha cambiado la tecnología por la filantropía y lleva seis años dedicándose por entero a la fundación que tiene con su mujer, Melinda. Creada en el año 2000 es la mayor fundación mundial de caridad de carácter privado y está centrada en la mejora de la salud pública y la reducción de la extrema pobreza en los países en vías de desarrollo y tiene como objetivo erradicar enfermedades como la malaria y el sida entre otras. Esta labor le valió el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 2006.

Sin duda una historia peculiar. Del éxito de Microsoft, una de las empresas de referencia en tecnologías de la información del planeta, a dedicar más del 95% de su fortuna a la filantropía. El empresario norteamericano destina a países desfavorecidos la mitad que el Gobierno de los EE.UU.

Además, Gates fundó en 2009 junto a otro filántropo y millonario, Warren Buffet, la iniciativa ‘The Giving Pledge’ (algo así como El Compromiso de Dar) que está destinada a globalizar la solidaridad de los megamillonarios donando la mitad de su fortuna a causas filantrópicas, en vida o como herencia. Es decir, cuando los millonarios dejan este mundo, sus herederos sólo reciben la mitad de lo que les correspondería.

El malo malísimo del mundo tecnológico, acusado de amasar su fortuna con prácticas empresariales dudosas en opinión de competidores y reguladores, ha pasado a ser figura clave en la ayuda a los demás donde también pone en pie de guerra a sus detractores.

Sea como sea, el hombre más rico del planeta que se propuso ‘ni un hogar sin Windows en el siglo XX’ tiene otra meta para el siglo XXI: ‘ningún niño del planeta sin vacunar’ y no se extrañen si lo consigue ya que como él mismo dice, su ambición ha sido siempre hacer realizables sus sueños.

Cuando el dinero parece ciencia ficción

Artículo publicado originalmente en The Objective el 03.03.2014

bitcoin_3“Yo he visto cosas que vosotros no creeríais”.
Roy Batty en Blade Runner

Atónita escuchaba la pasada semana algo de un ciber-robo de 750.000 criptomonedas en un sistema de intercambios que ha llevado a la quiebra a una plataforma llamada Mt Gox en Tokio. Si no fuera porque la noticia es real y Bitcoin existe, podría pensar que hablaban de un medio de pago inventado por Ridley Scott para la película Blade Runner.

Usted también ha oído hablar del Bitcoin pero ¿sabe lo que es?

Se trata de una moneda como el euro o el dólar pero electrónica, también llamada criptodivisa o moneda virtual. Fue concebida en 2008 por una persona/s que, bajo el alias de Satoshi Nakamoto, diseñó un protocolo criptográfico y una red para ponerla en circulación el 3 de enero de 2009.

Se caracteriza por ser descentralizada, ya que no depende ni pertenece a ningún Estado. Por ser limitada, cada 10 minutos hay 25 bitcoin nuevos (desde 2009 se han emitido 12 millones) con un límite máximo de 21 millones de monedas, límite al que se prevé llegar en el año 2140. Por ser transparente, su cotización depende de la oferta y la demanda, es decir de la cantidad de personas interesadas en utilizarla (cuantos más haya, más subirá el precio). Por no estar regulada, no hay banco central u organismo regulador detrás. No puede ser intervenida ni confiscada. Y por moverse en una red directa, la red de Bitcoin es una red entre iguales (P2P) sin intermediarios.

Jon Matonis, Director Ejecutivo de la Fundación Bitcoin, afirma no estar preocupado por la supervivencia de la moneda y explica la noticia del ciber-robo y la quiebra como un caso aislado. Defiende la moneda virtual y justifica este acontecimiento diciendo que al llevar sólo cinco años en funcionamiento se encuentra en fase experimental y, al basarse en la confianza, es muy volátil (en un año, Bitcoin ha pasado de $12 a $1.000 para cotizar ahora en $565). El propio Matonis nos aconseja “si pueden permitirse perder todo lo que inviertan, yo compraría hoy Bitcoin”.

Si me preguntan a mí les contesto lo que les diría Warren Buffet “no inviertas nunca en un negocio que no entiendes”.

[Hay tantas líneas escritas sobre Bitcoin como millones de Bitcoin en circulación, lástima que este post tenga un límite de palabras. Si se quedan con ganas visiten: www.queesbitcoin.info y http://bitcoin.org/es/faq]

Cuando Venezuela fabrica pobreza

Artículo publicado originalmente en The Objective el 16.02.2014

tag-reuters.com0000-binary_GM1EA2G0OJ801-BASEIMAGE_1“Los sistemas intervencionistas siempre piensan en los pobres. Por eso crean millones de ellos cada año.”
Daniel Lacalle, economista

“Mientes”, dirán los partidarios del régimen bolivariano exhibiendo halagados el informe de la CEPAL en el que dice que Venezuela ha conseguido reducir su tasa de pobreza un 6,3% del 2006 al 2012 (último dato registrado).

Lo que no dirán es que esa reducción de la pobreza no se atribuye al mayor crecimiento económico del país, como ocurre en otras regiones latinoamericanas, si no a la enorme inversión social realizada por el Gobierno -las llamadas “misiones”- a costa de aumentar el gasto público un 6% en ese mismo período 2006-2012. Los datos son para llorar. Después del período comprendido entre 2001 y 2005 Venezuela ha tenido un crecimiento económico menor que el de otros países. La CEPAL estima que el país tendrá el crecimiento económico más bajo de toda la región en 2014.

Pese a quien pese, Venezuela fabrica pobreza. Y resulta paradójico siendo uno de los países más ricos en recursos del mundo y donde el 50% de sus ingresos viene del petróleo. Y más paradójico aún cuando el precio del barril de petróleo ha multiplicado por diez su precio durante los últimos años.

La principal causa es la inflación, que cerró el 2013 en 56,2%, la tasa más alta del mundo. Inflación provocada por las continuas devaluaciones de la moneda nacional. Siete en diez años que han llevado al cambio bolívar/dólar americano de 1,6 en 2003 a 6,30 en 2013 (en el mercado negro llega a alcanzar los 25$). Sin duda, la devaluación trae inflación y pobreza en lugar de competitividad y riqueza.

Los venezolanos lo tienen todo. Economía basada en la importación, en la subvención, en la devaluación, en el endeudamiento, en la dependencia del petróleo y en el aislamiento económico. Economía de la hiperinflación. Cuentan además con un índice de criminalidad récord, cortes de electricidad, control de precios y control de cambio. Y a todo esto suman unas estanterías vacías, un desabastecimiento en tasas nunca vistas. El índice de escasez del Banco Central de Venezuela se sitúa en el 28%, el doble que hace cuatro años. Uno de cada cuatro productos en Venezuela no puede ser adquirido ni sustituido. Y es que, como decimos, en términos de pobreza los venezolanos lo tienen todo.

Cuando el IVA es una tómbola

Artículo publicado originalmente en The Objective el 09.02.2014

RTX125WM“Una nación que intente prosperar a base de impuestos es como un hombre con los pies en un cubo tratando de levantarse tirando del asa.”
Winston Churchill, político y escritor británico.

No parece pensar lo mismo el Gobierno conservador de Passos Coelho tras haber empapelado nuestro país vecino con el lema de su campaña anti fraude fiscal: “Pide la factura. Facturar hace al país avanzar.” La medida ha sido bautizada como la “Factura de la Suerte” y es un acto casi desesperado para luchar contra la economía sumergida que sufre el país (27% del PIB). Así, como lo oyen. Cada semana realizará un sorteo y premiará a los ciudadanos que hayan solicitado la factura en cualquier actividad mercantil que realicen. Todo vale para entrar en el sorteo, desde ir a la peluquería, al taller o a un restaurante, incluso cuentan para la rifa las facturas de suministros como luz, agua y gas.

¿El premio? Un coche de lujo por semana durante el primer año. Aunque el Gobierno baraja también premios en metálico de 90.000 € libres de impuestos y sorteos extraordinarios en fechas como verano y Navidad. ¿Un coche a cambio de pagar impuestos? ¡Venga ya! Confía la administración portuguesa en que sus ciudadanos dejarán de preguntar “¿con o sin factura?” cuando realicen cualquier venta o presten cualquier servicio y que la parte contratante responderá “con factura”. Yo no lo tengo tan claro. “Yo me ahorro el IVA, que más vale pájaro en mano que ciento volando, y si quiero un coche, me lo compro” pensarán.

Si quieren concienciar a los contribuyentes bajen y simplifiquen los impuestos y si quieren algo efectivo para luchar contra la economía sumergida adopten medidas laborales preventivas: mayor uso del contrato a tiempo parcial y de formación y creen algo así como los minijobs que permitan acceder a un trabajo declarado a los que trabajan al margen del fisco.

Los lusos están que lo tiran, van a destinar a esta tómbola 10 millones €, desconozco si es o no parte del dinero del rescate europeo. No sé qué opinará frau Merkel al respecto, pero veo a Tax Man Montoro salivar y frotarse las manos. Por favor, dejen de darle ideas.